Arquitectas propusieron un Sistema Urbano de Drenaje Sostenible para aprovechar el agua de lluvia

Se trata de Diana Cernadas y Martha Perez Schneider, quienes obtuvieron una mención sobre este proyecto presentado en un concurso organizado por el Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires. El trabajo a realizarse ya funciona en otras partes del mundo y tiene que ver con un cambio de paradigma que dejá atrás tubos y desagues para crear ciudades esponjas. Cernandas detalló: «Es terrible la socavación de la playa, se perdió el médano costero y perdemos todo el agua. La obra consiste en una cadena de situaciones vegetadas, como grandes maceteros».

La problemática del escurrimiento de agua de lluvia es un tema que no se termina de resolver y que como pudo comprobarse en la última gran tormenta de este mes causó, además, anegamientos en varias calles de la ciudad que ocasionaron perjuicios a comercios, alojamientos y automóviles.

Como parte de la solución al desperdicio de agua de lluvia, que tan valiosa es, las arquitectas Diana Cernadas y Martha Perez Schneider presentaron un trabajo que realizaron para el concurso Estímulo 2020, organizado por el colegio de arquitectos de la provincia de Buenos Aires, con el fin de contribuir para que Gesell sea una «ciudad esponja».

«Tenemos una ciudad con todo a favor para cumplir con el cambio del paradigma, vos recién dijiste la palabra, desagües pluviales, ya no es más eso. En el mundo se está generando lo que se llama las ciudades esponja, o sea hay un cambio de pensamiento, un cambio de mirada, con respecto a qué se hace con el agua que cae de lluvia, hasta ahora y desde hace 300 años atrás que empezaron los desagües pluviales, la cuestión era todo entubarlo y llevarlo a donde sea», detalló Cernadas.

En referencia a dónde se puede descargar en Gesell el agua, afirmó: «Nosotros nunca lo pudimos hacer, porque es imposible descargar en cañerías cuando no tenemos ni siquiera pendiente de descarga al mar, evidentemente ha pasado eso, terrible socavación de la playa, se perdió el médano costero y perdemos todo el agua». Y agregó: «Hoy en día les digo que ya se esta considerando que para el año 2040 las 2/3 partes del planeta se quedan sin agua».

«El ciclo del agua es el mismo, con la diferencia que el cambio climático va a generar esa desaparición o transformación en otro estado, por ejemplo vapor, y no va a condensar y nos vamos a quedar sin agua, en Gesell somos unos privilegiados», aseguró.

Y claro, Gesell tiene un acuífero muy valioso al que hay que cuidar. «Tenemos un buen acuífero, pero estamos perdiendo muchísima agua, y tenemos arena que permite tomarla, que es la nueva, es el nuevo paradigma, la infiltración», consideró la arquitecta.

Aborver el agua es lo que se hace en diferentes partes del mundo según lo expresó Cernadas. «Este es un sistema de drenaje, una continuidad, como si fuera una cadena, que vas tomando el agua en cada lugar donde se eleva, que ahí se absorba, y se hace a través de una cadena de situaciones vegetadas, como grandes maceteros un poco blancos, lo que tiene este es una capacidad de orden ambiental, paisajístico, gran valor para la ciudad», detalló sobre el proyecto por el que tuvieron una mención en el concurso.

«Hay que tratar donde está la caída del agua el flujo del agua que va por la ciudad y que desemboca en el médano costero, ir atajando parte por parte y empezamos desde la circunvalación al boulevard, del boulevard al centro y del centro a la playa, agarrando y atajando el agua con diferentes sistemas que hay, que se llaman, biodrenes, jardines fluviales y concientizar a la gente sobre cómo tienen que manejar el tema de los jardines, en vez de hacer las lomitas que caigan para la calle, que tiene que haber hundimientos que forman jardines de retención, es todo un trabajo general o sea, de la comunidad, primero les hacemos tomar conciencia, vamos a explicar muy bien, ya que tuvimos muy buena recepción del gobierno municipal», contó.

Sobre lo conversado con el intendente Gustavo Barrera, Cernadas contó: «Los vio, lo quieren hacer». Y agregó: «Es la intención estamos trabajando ahora en cómputos y presupuestos».

La profesional denominó a la iniciativa como «muy natural» y «más económica» y consideró que es «toda una inversión que va a ser mucho más económica que tener que estar permanentemente ayer estaba mirando como se estaba arreglando el paseo 139, con las máquinas, volver a rellenar, como se tiene que alisar, bueno, es un trabajo importante pero yo creo, porque a su vez dentro de la importancia estamos manejando el tema del boulevard como un gran parque lineal porque es un gran lugar de reservorio de agua, pero tiene que ser no agua que quede estancada, hay que formar reservorios con biodiversidad, o sea que las mismas plantas, no tengamos problemas de mosquitos, que los mismos bichos, que vuelvan las ranas, que vuelvan los sapos, que se puedan poner pescaditos. Es un panorama medio idílico diríamos, por eso necesitamos el acompañamiento de la comunidad, ya vamos a hacer unos llamados como para que también la gente pueda aportar ideas, estamos abiertos también a eso, pero ese es el proceso, y terminaríamos, en la parte de la llegada a la costa con paseos peatonales que se llaman paseos al mar».

Cernadas aclaró que es una obra que si no se termina no se puede comprobar. «Quedamos con el intendente Barrera de armar toda una línea, empezar y terminar, si no, no hay forma de comprobarlo», aclaró.

Sobre lo que estudiaron y analizaron para preparar el proyecto, la vecina contó que fue bibliografía de todo el mundo. «Hemos tomado cursos en Costa Rica de un ingeniero que la tiene muy clara con este sistema que se llama SUDS , Sistema Urbano de Drenaje Sostenible. En todo el mundo está como los SUDS , entonces bueno, no somos los únicos», resaltó.

AUDIO DE LA ENTREVISTA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat