«Me saqué los borcegos, me arrojé al mar y la saqué»

Marcos Marrero cumplía su labor en la Secretaría de Seguridad en la mañana del último jueves cuando alrededor de las 5:40 desde la oficina de monitoreo su móvil recibió una llamada para avisar sobre la presencia de una persona en la playa. Al llegar, la mujer estaba en la orilla y pudieron confirmar que tenía la intención de suicidarse. Mientras dieron aviso a la policía quisieron mantener una conversación para disuadirla pero la turista de unos 50 años no respondía y se metió al mar. Al ver que seguía en dirección a la profundidad, el empleado municipal no dudó en seguirla. «Ofreció un poco de resistencia, pero la pude sacar del agua», le contó a Por la 3 el vecino de Barrio Industrial.

Las cámaras que monitorean algunos sectores de la ciudad, en varias ocasiones ayudan a prevenir o a visualizar hechos que se investigan, en su mayoría ilícitos. Sin embargo, en esta oportunidad, fueron decisivas para evitar que una turista de Buenos Aires de unos 50 años, se quitara la vida mar adentro.

Marcos Marrero cumplía su labor en la Secretaría de Seguridad en la mañana del último jueves cuando alrededor de las 5:40 desde la oficina de monitoreo su móvil recibió una llamada para avisar sobre la presencia de una persona en la playa. Al llegar, la mujer estaba en la orilla y pudieron confirmar que tenía la intención de suicidarse. Mientras dieron aviso a la policía quisieron mantener una conversación para disuadirla pero la turista de unos 50 años no respondía y se metió al mar. Al ver que seguía en dirección a la profundidad, el empleado municipal no dudó en seguirla.

«Tuve que sacarme los borcegos y meterme al agua para resguardar la vida de esta persona», le informó a este medio, sobre el rescate de la mujer que veranea en Mar de las Pampas junto a una amiga.

El no supo más de ella después de sacarla del agua, donde se había metido bastante adentro la mañana del jueves alrededor de las 5:40 horas en la playa de Barrio Norte.

«Mientras esperábamos el móvil policial que pedimos de refuerzo, quisimos mantener una conversación pero no respondió, aunque llegó a decir que quería quitarse la vida».

Cuando el trabajador del área coordinada por Mauricio Andersen vio que la mujer estaba decidida a ahogarse, se arrojó al mar y pudo sacarla. «Ofreció un poco de resistencia pero la pude sacar del agua», detalló sobre la situación. Y agregó: «Lo que llegamos a dialogar para convecerla en la orilla la señora esta pasando por una situación complicada y quería quitarse la vida».

Sobre su aptitud para nadar, Marrero informó que se maneja bien en el mar, que sabe nadar y que es geselino de toda la vida. Además, contó que en el área donde se desempeña, han realizado capacitaciones para estar preparados para este tipo de hechos.

2 comentarios

  1. Hay que destacar ésta acción y desición, más que una desición, es una reacción, de verdad que sin más protocolos y trámites, yá que las palabras no pudieron disuadirla, le salvó la vida, el valor que tubo, me imagino la satisfacción espiritual que debe sentir!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat