«El se cree que es la justicia y el problema es que la justicia le da lugar a semejante barbaridad»

Susana Aloe es una madre que desde hace cuatro años, cuando pudo terminar con una relación violenta con el padre de sus hijos, padece una persecusión sistemática digna de una pesadilla por parte del hombre que es policía y abogado. Según la pinamarense, las influencias de su ex pareja son la explicación para que la causa judicial no solo haya pasado por tres fiscalías de la región y el Juzgado de Garantías de Mar del Tuyú, sino que sus denuncias son desestimadas mientras que las que impulsa el son cursadas. Expone su sufrimiento y la intranquilidad con la que vive desde su separación, porque necesita que la Justicia se encargue de ordenarle al denunciado, un tratamiento para que pare el hostigamiento que no le permite vivir ni a ella ni a los menores, en paz.

Desesperada, cansada pero segura de que seguir luchando por tener una vida tranquila y darle un la serenidad y la paz que sus hijos merecen, Susana Aloe, vecina de Valeria del Mar se expresó en Por la 3 radio para dar a conocer su historia enmarcada en la violencia de género desde hace varios años, pero que decidió y tuvo la fuerza y el apoyo para ponerle fin hace cuatro años.

Sin embargo, Aloe, si bien pudo decirle basta a los golpes, a los insultos y al maltrato físico y verbal del que era víctima en público y en privado, no logró aún que la justicia ampare su derecho de vivir en libertad sin padecer el amedrentamiento y la persecución obsesiva de su ex pareja y padre de sus hijos, J. Coronel.

«El problema es cuando uno pide ayuda a la justicia y deja su vida en las manos de la justicia, tanto la mía como la de mis hijos, en busca
de una solución y de protección, y a cuatro años y cinco meses de haberme separado por violencia, sigue la causa abierta, una causa que no prescribe en tanto tiempo y termino siendo hostigada no sólo por mi ex, sino también por la justicia», confesó. Y agregó: «Por qué lo digo? porque mi ex es abogado y es Subcomisario de la policia de la provincia. Es muy amigo del fiscal general de Dolores Diego Escoda, por lo que obviamente el tiene, cierto respaldo, no solo judicial si no tambien económico. El hace abuso de poder, violencia económica, violencia psicológica, violencia verbal, violencia en las redes. Porque me difama en las redes, en todas usando otros perfiles», contó la vecina que vive en Valeria del Mar y que en 2018 ya hizo público su padecimiento en el diario Crónica.

Aloe asegura que no sólo ese comportamiento lo tiene el padre de sus dos hijos, sino también su actual pareja con la que está casado. «El perfil que utiliza la mujer actual, es el perfil de la mujer que vende ropa interior, es interminable la situacion, me saca fotos en la calle, me filma, me denuncia por cualquier cosa, de hecho tengo muchas causas abiertas a nivel penal por sus falsas denuncias, he sido hostigada, como te puedas imaginar con supervisiones», afirmó.

Entre las situaciones que denuncia promovidas por J.C. se refirió a una que protagonizó el Servicio local. «Han venido a mi casa por una orden de compulsa, por mi hija menor, sin orden judicial acompañadas por
la policia de la comisaria de la mujer, en la comisaria de la mujer me han mandado ambulancia por un supuesto brote psicótico, sin orden judicial, en donde a mi me han venido a buscar. Y yo tuve que pedirle a la doctora que habia venido por favor un certificado, porque justo la atendí yo, la deje que me revise, que por favor conste en el certificado cómo me había encontrado ella. Por suerte habia policía en la puerta de casa. Para que todos sepan desde ya quiero aclarar que esto no es una intencion maliciosa de mi parte, la estructura psíquica de mi ex no va a cambiar esto es progresivo y es cíclico. Hago esto público para que la justicia haga lo que realmente tiene que tener y que hacer», advirtió.

La mujer contó además que le cuesta mucho conseguir empleo porque las personas tienen miedo por la situación en la que está inmersa. Además, explicó que varias de las profesionales intervinientes en la
causa han sido denunciadas por su ex pareja. «La psicóloga, la licenciada Pedernera, que es mi terapeuta mucho antes de separarme, porque yo empece a hacer terapia para que me ayuden a salir de este tormento, está en juicio con él, porque él no acepta que el informe que presentan los profesionales de la salud mental, no digan que tengo alguna patología, o alguna enfermedad como para poder justificarse o para poder internarme como lo ha intentado».

La denunciante afirmó que lo que más le preocupa en todo esto es «que la causa ha pasado por un monton de fiscalias, mira de la 5 pasó a la 4, de la 4 pasó a la 6 con la doctora Zamboni en Gesell, de la doctora Zamboni pasó a Mar del tuyu a garantias, de garantias pasó a Dolores, de Dolores a Madariaga con el doctor Mercuri, de Mercuri volvió a Dolores con el doctor Venzi, y de Venzi, otra vez ahora está con Calderon». Y exclamó: «Pero, cuál es el problema?… el señor J.C., mi ex, trabajó en investigación con todos estos fiscales, en causas como la de Gerez, Perel, Mara Matheu. Vino a trabajar acá a Pinamar con el caso Cabezas entonces obviamente, es entendible, y es entendible hasta ahí, no?.

«Mercuri terminó excusándose, Calderon, Elizarraga… La causa está no solo estancada, si no que me estan perjudicando a mi a nivel laboral, económico y social», se lamentó.

Sobre sus hijos, Aloe dijo: «Hay dos menores, mi hijo tiene su abogado del niño, el padre se niega a ver a su hijo porque mi hijo fue el que denunció cuando me estaba golpeando tenía 11 años y él lo rechaza enormemente. Solo quiere ver a la menor», contó.

En todo este contexto, la mujer detalló que en una audiencia en agosto de 2020 solicitó por favor «que este señor haga terapia.

«El tiene un problema serio, hay una obsesión marcada, es evidente, yo todas las denuncias que hice obviamente fueron fundamentadas, yo tengo testigos oculares porque el me golpeaba en la calle, me ha traido desde la playa a mi casa, golpeándome en la cabeza con el apoya brazos de la camioneta, con mi bebe a upa, mi hija en ese momento tenia un año y medio ahi los turistas llamaron a la policía», recordó.

Sus hijos son un adolescente y una nena: «Ahora tiene el mayor 15, y la nena 7, pero empezamos cuando la nena tenia casi 3, y el nene 11, los nenes vienen de audiencia en audiencia, fueron periciados un montón de veces, yo fui periciada un montón de veces en Dolores, por psiquiatras, psicologos, la psiquiatra la doctora Gomez aca que es excelente, Patricia Gómez,
estoy muy agradecida acá en Ostende, a mi me han periciado infinitas veces, pero a el nunca», denunció. Y agregó: «Las denuncias que yo hago me las desestiman a todas, a todas, con pruebas sin pruebas, me desestiman
absolutamente todo, decime, y que alguien me diga, qué se hace? o cómo hago yo para enfrentar esta situación?

«Él se cree que es la justicia, y el problema es que la justicia le da lugar a semejante barbaridad, estamos hablando de una situación de violencia de género, que no se puede resolver», exclamó Aloe.

Por último, reiteró que es lo que implora: «Que me dejen trabajar y me dejen vivir. Me golpeó a mi, me arruinó y me está arruinando la vida».

5 comentarios

  1. Gabriela Edith Aloe

    Pido Justicia para mí prima q sufre éste calvario. no sólo ella sino toda la flia ni una menos
    JUSTICIA PARA SUSY Y SUS PEQUEÑOS HIJITOS

  2. Casos asi te revelan cuan podrida esta la justicia q el PJ bonaerense, una organización mafiosa, nos dio.
    Si un fiscal, un juez, no se conmueven ante una mujer victima de violencia. . Que clase de basura de justicia tenemos?

  3. Laura Lafourcade

    Que valentía la de Susana…y que corrupción la justicia, ojalá sea escuchada y actúen de una vez..

  4. Laura Lafourcade

    Que valentía la de Susana, que se haga justicia por favor…

  5. Basta de tanta impunidad y mal manejo de la justicia!!! Por favor ayuden a mi hermana, de que hablamos cuando decimos » Los derechos humanos» en estos casos donde están? ……..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat