Robaron un carro de licuados de una vendedora ambulante

Sofía vive en Villa Gesell y trabaja en la playa de Las Gaviotas vendiendo licuados. Hace un mes que lo deja en un médano de la calle 31 que está cercado por un complejo y esta mañana cuando llegó no lo encontró. Hizo la denuncia policial y desconfía que quien pudo habérselo llevado sea otro vendedor ambulante que también ofrece licuados.

El carro de licuados robado en un médano de Las Gaviotas y que la vendedora ambulante Sofía descubrió hoy cuando llegó a la playa como todas las mañanas, le amargó el verano a la vecina de gesell que lo armó especialmente para este verano.

«Estaba en el médano de la calle 31 donde lo dejo desde hace un mes», señaló Sofia, que ya hizo la denuncia correspondiente y sospecha de que el robo haya sido realizado por otro venderdor ambulante de licuados.

La vecina contó que lo está buscando y que mucha gente se solidarizó con ella y los complejos del sector donde estaba el carro que tienen cámara están tratando de ver si pueden ver algo que de alguna pista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat