«Bronca o tristeza que ante tan poca gente se tome también esta medida»

En diálogo con Por la 3 radio, la dueña de Rockear Pool Bar, expresó su disconformidad con la medida que prohibe que los comercios permanezcan abiertos después de la 1 de la madrugada. Contó que por la pandemia estuvieron a punto de cerrar y que hicieron un esfuerzo para encarar la temporada, que ahora con esta restricción los deja descolocados. «Nuestro fuerte es a partir de las 00:30 o 01:00», detalló en referencia al caudal de clientes que concurren al comercio. Además, aclaró: «No somos restaurante, no somos cervecería, nosotros somos un bar de tragos. Es matar al comercio».

Rockear Pool Bar es uno de los bares geselinos que repudian la nueva medida del gobierno provincial, que obliga a los comercios a cerrar sus puertas a la 1 de la madrugada. Una de sus dueñas, Carolina Ponti, conversó con este medio y detalló el perjucio que la medida les causa, motivo por el cual se hicieron presentes en la manifestación del lunes pasado en la Plaza Primera Junta.

«Nosotros salimos a la 1 y pico, ya estábamos ahi en la plaza, salimos a marchar, a protestar un poco», expresó la comerciante.

Como es usual en los bares, Ponti contó cómo es el movimiento de este tipo de local. «Cuando dicen cerrá a la 01, es como, directamente no abrimos, Porque a la 1 es nuestro fuerte y de 01 a 04 horas de la madrugada es nuestro mayor trabajo. Ponele de 00:00 hs a 04:00hs, pero es directamente, matar el comercio».

Ahora, desde que comenzó a regir la medida que pretende contener los aumentos de casos de Covid-19, en Rockear comenzaron a abrir dos horas antes de las 21 que era el horario de apertura habitual. «Ayer abrimos a las 19 hs como para compensar un poco las horas perdidas despues de las 00 hs», contó. Y agregó: «No somos restaurante, no somos cerveceria, nosotros somos un bar de tragos. De cerveza despues de la comida, de ir a jugar un pool a pasar un rato, y la gente gracias a Dios se queda, pero igual cuesta un poco hacerlos subir temprano porque es un Bar».

Sobre el pedido que los comerciantes le pidieron al intendente Gustavo Barrera negocie con el gobierno provincial, expresó: «Un horario un poco más extendido, como podría ser este que estan pidiendo, de las 02:30 hs cambiaria un poquito».

«Nosotros, obviamente, no estamos de acuerdo con las medidas, porque cada bar, cada comercio esta preparado para que dentro de su lugar se respete el protocolo. Estuvimos aprendiendo todos estos meses que tuvimos cerrado, incluso los meses antes de temporada se siguio aprendiendo, y nos parece que dentro de los locales, todo lo que es locales habilitados, comercios preparados, protocolizados, no es el gran riesgo, no es el riesgo porque nosotros, la gente llega, tenemos a alguien especificamente, en la puerta que les pone alcohol, hacemos completar la planilla de bioseguridad, no los dejamos estar parados, no los dejamos juntarse entre pool y pool, no los dejamos juntarse entre grupo y grupo, tenemos todo totalmente distanciados», detalló la propietaria del local.

Sobre el momento de decisión por el que pasaron muchos comerciantes para encarar la temporada, Ponti expresó: Nosotros estuvimos a punto de cerrar, no teniamos ganas ni teniamos tampoco sustento para reorganizar todo, para afrontar esto, pero bueno, de último momento se vio que pudimos y bueno, pusimos, por eso tambien la bronca, porque pusimos todo para poder abrir y tener una temporada medianamente normal. Si, se pensó, no abrir y ahora con esta medida tambien se pensó qué hacemos? cómo la encaramos? que nuevos horarios manejamos?, pero tambien tenemos gente que trabaja con nosotros entonces no depende solamente de nosotros».

Su reflexión final fue: «Bronca o la tristeza que ante tan poca gente, se tome tambien esta medida, porque es como que lo poquito que hay, no se por ahi los pibes se siguen reuniendo en otro lado».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat