En la Comisión por la obra eléctrica salió favorable el dictamen para la compra de una reactancia, pese a la votación dividida

Nuevamente hubo encuentro en el HCD de los integrantes de la Comisión de seguimiento de la obra de repotenciación energética por segunda vez en la semana. Si bien los concejales de la oposición y referentes de Cevige votaron por la negativa debido a las irregularidades e inconsistencias detectadas en la escasa documentación referente a la obra, el resto de los presentes lo hicieron por la positiva. Ya se agendó para el próximo 28 de octubre la sesión extraordinaria para su tratamiento.

Finalmente con el voto del delegado interino del Colegio de Arquitectos Martín Varvasini y el voto doble de la presidente del Cuerpo Miriam Oilataguerre, la comisión de Seguimiento de la Obra de Repotenciación Electrica votó a favor de la compra de una reactancia por más de dos millones de pesos.

Los bloques de la oposicion más Cevigé se opusieron, alegando la falta de documentacion referida al origen de los fondos a invertir, la falta de un plan de obra definido y falta de información técnica referida a la procedencia de la compra.

El presidente de la Bancada Cambiemos Luis Baldo apuntó a la improcedencia de un gasto que en total (sumando otras dos licitaciones que no pasaron por la Comisión de Control) asceinde a casi treinta millones de pesos: “Nos embarcamos en una inversión en medio de una pandemia, cuando la prioridad deberia ser la Salud”

Cabe destacar que la obra de Repotenciación Electrica del Partido de Villa Gesell apunta a ampliar la capacidad técnica de la distribución en el distrito. Calculada inicialmente en 245 millones de pesos, Villa Gesell recibó los primeros 96 millones para la primera etapa. El Municipio otorgó la obra a la Cooperativa Cevige, pero luego sobrevino un conflicto entre esta y la Comuna, que terminó con la resicion unilateral del acuerdo.

El municipio – que ya disponia de los fondos – hizo manejos cuestionados del dinero recibido. Allí entro via licitación la empresa Alto Sur (Fontana Nicastro), mencionada en la causa “cuadernos”.

A decir de entendedores, la obra tuvo una pésima planificacion, ya que se inició por el final – la linea de distribución – y no por la celda que transforma la alta tensión en media, el cuello de baotella del sistema.

El manejo que la administración Barrera hizo de los 96 millones recibidos ha generado, por un lado sospechas en el manejo de fondos (escasa o nula es la información que la comision de Seguimiento de la obra ha recibido, y ninguna participación tiene Cevigé, quien operará la obra). Ademas, se arrastra una demanda en la justicia de la Cooperativa Cevigé por la unilateral recisión de la obra por parte del Municipio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat