«De todos los delitos, los cometidos por adolescentes no llegan al 4% del total»

Son declaraciones de Matías Ponce, dirigente de la Asociación Judicial Bonaerense especialista en Fuero Penal Juvenil en diálogo con Por la 3 Radio, a la hora de informar sobre la situación delictiva cometidas por menores de edad y cómo son los procedimientos judiciales en esos casos. Además resaltó que en la temática es preocupante el rol del Estado a la hora de contener a chicos en situaciones de vulnerabilidad y panoramas complicados, que justamente debería evitar que lleguen al ámbito judicial.

Villa Gesell ya ha tenido situaciones delictivas en la que se vieron involucrados jóvenes, que han pasado por procedimientos judiciales, etcetera, por ello, Matias Ponce explica lo que es un proceso judicial en la que se involucra los menores de edad “existe una ley que es la ley 13634 que es la que rige el fuero de la responsabilidad penal juvenil. Es interesante como el titulo de la ley hace hincapié en la responsabilidad, ese es básicamente el hilo conductor de todo el proceso, para que tengamos en cuenta básicamente los principios rectores del proceso tienen que ver con la formación plena del adolescente joven o niño, la reintegración del joven en la comunidad y la familia, la mínima intervención de la justicia, la subsidiariedad, es decir que la justicia es el ultimo eslabón de intervención, es el ultimo recurso de intervención cuando las demás herramientas estatales han fallado”.

“Recordemos que la ley es una ley de responsabilidad, no le quitamos responsabilidad nunca al adolescente, quizá en comparación con la del adulto se disminuye entonces estos puntos anteriores estatales están basados básicamente en estos servicios de promoción y protección pero también en distintas planes de políticas publicas que incluyan educación, cultura, es muy interesante”.

Ponce explica acerca de como es la situación del menor cuando comete un delito: “hay dos cuestiones. Una es que la primera acción es la aprehensión, una es cuando la policía o quizá un ciudadano que da aviso a un policía que ha aprehendido a un joven. Por ley tenemos 12 horas para que esa hora es convierta en detención. Detención significa que un fiscal se entera de esa aprehensión y solicita a un juez de garantías que justamente se detenga a ese joven entonces esa aprehensión se convierte en detención y el joven va a un centro especializado justamente para jóvenes infractores menores de edad. Como mencionábamos en un principio, rige durante todo el proceso un principio de especialidad, no solamente los trabajadores, los interventores tienen que conocer derechos de niños sino que todo el sistema se tiene que adecuar a esta especialidad. El sistema en si mismo es un sistema acusatorio es decir que tenemos un fiscal o una fiscal que investiga, tenemos al defensor o defensora que justamente garantiza los derechos del imputado y tenemos a un juez imparcial que en una primera instancia es juez de garantías y luego tenemos otro juez si la investigación avanza que pasa a juicio, que es el juez de responsabilidad penal juvenil, es el juez que entiende en el juicio. Entonces es muy importante tener en cuenta esto, no tenemos como antes existía un juez que investiga y acusa sino que la acción penal, la acción publica esta a cargo del fiscal que es el encargado de garantizar justamente los derechos de la sociedad y velar que si hay algún conflicto social este se repare.”

Otro punto en el que hace hincapié y es muy importante a tener en cuenta, es acerca de la edad en la que se puede juzgar o culpar a un menor. Por ello Ponce explica que en Argentina, “Tenemos una ley nacional que es la 22278 que es la que dice que solamente se puede penar jóvenes que van entre los 16 y 18 años, se los puede declarar responsables. A rigor de que la pena solo se impone cuando cumplís 18, es decir que vos podes tener un juicio donde se te declara responsable pero recién la pena se te va a poner a los 18 años. Esto no quiere decir que si es un delito grave por ejemplo homicidio, y vos lo cometiste a los 16, que recién a los 18 vas a ir detenido, no. Esto significa que durante el proceso a vos se te puede declarar responsable de ese delito, seguir detenido y que a los 18 se te ponga una pena por ejemplo si estuviste detenido 2 años entre los 16 y los 18 y cuando llegas a los 18 se te ponen una pena de 6 años, esos dos años que estuviste detenido hasta que se te impuso la pena se te descuentan entonces te quedarían cuatro años de condena.”

También se hablo sobre la situación de aquellos que cometen delitos, que generalmente son por diversas situaciones que atraviesan las familias, o la ausencia del estado en estas personas y son consideradas, “ Es muy raro llegar quizás a veces a una sentencia y encontrarnos con que el chico nunca tuvo documento de identidad entonces es un NN, es muy interesante, pero si, efectivamente como decís vos, vemos, notamos la falta, la ausencia del estado en la vida de esa persona y de su familia o la mala presencia es decir las malas políticas, las malas intervenciones”.

Finalizando, el dirigente de la asociación judicial bonaerense remarca que “el fuero penal juvenil se conoce poco y a veces se habla mucho cuando un joven comete un delito entonces me parece que estos espacios de dialogo donde se hace publica la información que existe sobre el fuero son muy interesantes”, de todos los delitos en las estadísticas, los cometidos por adolescentes no llega al 4% del total. Lo que si pasa es al momento de ser un caso muy relevante, que tenga cierta violencia y que toma una relevancia mediática muy importante, eso es lo que de aquella sensación de que sea mas grande dicho porcentaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat