viernes , 14 agosto 2020

Un audio que destapó, una vez más, los «arreglos» de funcionarios barreristas

Cómo lo habíamos anticipado, publicamos el audio completo de la conversación que mantuvieron un propietario y un directivo municipal, que evidencia pagos y tratos para darle vía libre a una obra particular que viola descaradamente la normas constructivas y que puso a Gustavo Barrera entre la espada y la pared, debido a que el ex senador Juan Manuel Abal Medina es vecino de la edificación fuera de índice. La grabación, recibida por el concejal Miguel Cisneros, generó una denuncia penal que está en curso.

Las maniobras de funcionarios municipales que deberán ser investigadas por la Justicia, salieron a la luz a partir de que el concejal de FE, Miguel Cisneros, realizó una denuncia penal por un audio que recibió en donde se escucha una conversación que deja en claro tratos espurios entre el propietario y ejecutivos del munipio, reflotó el conflicto por el cual el Ejecutivo tuvo que accionar cuando fue alertado por el ex senador de Unidad Ciudadana Juan Manuel Abal Medina, que tiene una casa lindera al edificio de 16 departamentos. El municipio clausuró la obra después de casi tres años de comenzada y gestionó en la Justicia la demolición de dicha construcción, lo que ocasionó que el dueño realizara un amparo y diera a conocer el diálogo que compromete seriamente a funcionarios municipales.

En la conversación queda claro que el detonante para que el intendente Gustavo Barrera pusiera atención en el asunto, tiene que ver con la intervención de Abal Media, perjudicado por la edificación que se elevó en tres niveles con 16 departamentos más cocheras en el subsuelo, en un lote en el que sólo se pueden construir dos unidades.

Durante mucho tiempo, poco más de dos años los controles municipales no existieron y permitieron que avanzara de manera que, cuando el área comandada por el arquitecto Gerardo Galli decidió la clausura, ya se había llegado al techo y los departamentos de la planta baja se alquilaron dos veranos.

«Esto nos transcendió a nosotros», le dice el funcionario que atiende al propietario de la obra para decirle que se decidió demolerla. «La orden viene de arriba», exclamó el directivo municipal. El propietario menciona que el arregló y pagó, dos veces a dos personas diferentes. Y ahora qué hago, preguntó. A lo que el funcionario le contestó: «Vendé todo». Insistente, el dueño insiste en que había un arreglo que no se está cumpliendo y hasta pide que le devuelvan el dinero que le pagó a dos personas, a la cual a una nombra como Diego Magnetti y a otra Secretario de Gobierno.

«Yo pagué, yo di una plata, Maxi» y «Yo puse 120 lucas y 100 más», fueron las frases más comprometidas del propietario.

«Si no actuas yo me voy a encargar de poner las topadoras», le explica el funcionario sobre lo que el ex Jefe de Gabinete de Cristina Kirchner, le advirtió a Barrera.

En el diálogo se deja relucir la expectativa que había dentro de la municipalidad respecto de la votacion del Código de Ordenamiento Urbano el año pasado, que dejaría a esta obra dentro de la nueva normativa. «No se cambia nada, lo votaron en contra», le informó el funcionario ante la resistencia del hombre a que lo dejen «pagando» después del «arreglo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat