viernes , 14 agosto 2020

Máximo Thomsen le pegó la patada en la cara que remató a Fernando Báez Sosa

Así arrojaron los resultados de las pericias scopométricas realizadas en el laboratorio de la Policía Federal Argentina de Mar del Plata. Una de las dos improntas detectadas en el rostrodel joven asesinadocoincide con las huellas de pie tomadas al rugbier.

Dieron a conocer los resultados de un estudio clave en torno al crimen de Fernando Báez Sosa, el joven de 18 años asesinado a golpes de puño y patadas por un grupo de rugbiers, a la salida de un boliche de la localidad balnearia e Villa Gesell, el último 18 de enero.

La fiscal Verónica Zamboni recibió la pericia que establece que la zapatilla de lona negra ensangrentada encontrada en la casa que los nueve rugbiers acusados de matar a Báez Sosa corresponde al deportista detenido, Máximo Thomsen, informaron fuentes judiciales.

De acuerdo al resultado de las pericias scopométricas realizadas en el laboratorio de la Policía Federal Argentina de Mar del Plata, una de las dos improntas detectadas en el rostro de la víctima corresponde a una zapatilla «Cyclone», que a su vez coincide con las huellas de pie tomadas al rugbier Thomsen, detallaron los voceros.

Los pies de los acusados fueron identificados uno por uno con una técnica especial que incluye comparaciones fotográficas, lecturas de ondas de luz mediante un videoespectrómetro y el uso de tinta litográfica.

Fuente: Crónica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat