viernes , 14 agosto 2020

Limpieza cumplida

El sábado se realizó la jornada planificada por instituciones ambientalistas para cuidar uno de los lugares más importantes desde el punto de vista ambiental, histórico y cultural de la ciudad, el bosque del Pinar del Norte y su playa. El plástico fue como siempre lo más encontrado. Cubiertos descartables, botellas, encendedores, muebles de jardín, bolsas y envoltorios de comida son solo parte de lo identificado.

FOTO: Juampi Martín

La comunicación posterior a la limpieza convocada por Gesell Sustentable junto a SurfRider y la Asociación Naturalistas Geselinos, relata que se hizo la tarea con las medidas de protección necesarias en tiempos de pandemia, más las requeridas para la realización de limpieza, decenas de vecinos y voluntarios hicieron propio el trabajo que los convocaba: limpiar el bosque donde todo empezó.

«Si bien en los próximos días se distribuirá una estadística de los recolectado, se puede adelantar, a modo orientativo que el plástico fue una vez más lo más encontrado. Cubiertos descartables, botellas, encendedores, muebles de jardín, bolsas y envoltorios de comida son solo parte de lo identificado», se explicó desde Surfrider.

Estos materiales: botellas de vidrio, colillas de cigarrillo, sombrillas, reposeras colchones y hasta una cocina de uso doméstico completan la lista de decepciones. Dado que la mayor parte de lo recolectado, se encontraba húmedo o mojado, determinar el peso total de lo recolectado llevará más tiempo si podemos informar que se retiraron medio centenar de bolsas (tamaño consorcio) con basura.

La reflexión post limpieza se refiere a que «cuando las cosas se hacen con pasión, respeto, responsabilidad y conciencia los resultados están asegurados. Esta convocatoria solo fue el canal que los participantes encontraron para manifestarse propositivamente ante un problema que es responsabilidad de todos».

La ONG llamó a participar y declarar «que queremos vivir en un ciudades sanas, que deseamos transformarnos en comunidades concientes, que pensamos en las nuevas generaciones que vivirán aquí, solo si tienen donde hacerlo».

Además, propusieron «demostrar que hay proyectos en los que estamos todos de acuerdo, pensemos de otros temas como pensemos, puede ser un punto de inicio y transformarse en una invitación para que quienes toman decisiones, legislan y ocupan puestos de poder encuentren caminos de diálogo y consenso».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat