Piden que se reactive el Proyecto de Parque Nacional

La iniciativa es de la Asamblea Ciudadana Villa Gesell y es acompañada por otras instituciones. Presentaron un escrito en el Honorable Consejo Deliberante con la intención de que se retome el análisis de convertir a la Reserva Natural Municipal en un área protegida dependiente del estado nacional. Un debate que quedó pendiente para el oficialismo hace poco más de tres años, cuando se resolvió el rechazo a esa Ordenanza por mayoría en el HCD.

Tres años después de lo que fue la votación en el Concejo Deliberante, que por una mayoría votó en contra del proyecto de ordenanza para que Villa Gesell incorpore a la reserva Faro Querandí dentro del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, la asociación ambientalista Asamblea Ciudadana vuelve a requerir el tratamiento del frustrado proyecto.

La nota que presentaron en el HCD y que está dirigida al Presidente del Concejo Luis Baldo, expresa:

“Queremos volver a comunicarnos con ustedes y manifestarnos positivamente, prestando nuestro apoyo y brindando la colaboración necesaria a efectos de la creación de un nuevo Parque Nacional ubicado en la actual Reserva Natural Municipal Faro Querandí creada en el año 1996, mediante Ordenanza Municipal, con el fin de preservar el ecosistema de Dunas Costeras, su flora y fauna, ecosistema que aún no se encuentra representado en el Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas.
En ella encuentran refugio una variedad de especies silvestres únicas en el mundo y el pastizal pampeano y dunas costeras en el mejor estado de conservación de toda la región. Sus playas son aprovechadas como área de alimentación y reposo para especies migratorias de mamíferos y aves marinas, costeras y variados roles del sistema interfase mar-tierra que se encuentran en plena etapa de investigación. A partir de diferentes estudios desarrollados por Investigadores del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (IIMyC, CONICET-Univ. Nac. Mar del Plata), se ha establecido la importancia de la Reserva Faro Querandí en términos de su biodiversidad y de las funciones que cumple para el ecosistema. Inclusive, se encuentran allí especies únicas como la Monjita Dominicana, el Playerito Canela, el Espartillero Enano, el Ñandú, entre otras, las cuales se alojan en nuestras playas, encontrando en la actual Reserva Municipal su ambiente natural.
En función de ello, el incremento de los estándares de protección al elevar la categoría de protección de Reserva Municipal a Parque Nacional, mejorará considerablemente la conservación de especies de particular interés por su nivel de amenaza a escala global. Especies típicas y emblemáticas como la Monjita Dominicana, el Playerito Canela, el Espartillero Enano, el Ñandú, todas amenazadas a nivel global, o dos especies endémicas como la lagartija de los médanos y el Tuco-tuco de los talas, presentan poblaciones representativas dentro de los ambientes de la Reserva.
Pero, además de preservar un ambiente amenazado y las especies que habitan en él, la Reserva cumple una función estratégica para la región costera de la provincia de Buenos Aires representando el área protegida más extensa dentro de la Barrera Medanosa Oriental. Este cordón dunícola resguarda el acuífero del cual nuestra ciudad y parte de la región obtienen el agua potable que alimenta nuestra red y protege a nuestras costas frente a la embestida de eventos climáticos adversos, así como del creciente avance y erosión del mar, funcionando como fuente de sedimentos que favorecen la resiliencia, amortiguando de esta forma el impacto sobre las costas de la región.
Ponemos entonces de relieve la importancia estratégica de elevar el grado de protección para la Reserva tanto por su impacto ambiental positivo como por la relevancia turística que ello tendría para la ciudad pero, por sobre todo, para salvaguardar para las generaciones presentes y futuras este patrimonio natural que brinda un conjunto de servicios ecosistémicos fundamentales, necesarios de ser preservados a escala nacional.
Para poder concretarlo, el proyecto deberá pasar por varias instancias de aprobación. El primer ámbito de análisis y discusión del proyecto debe ser en el Honorable Concejo Deliberante de Villa Gesell.
Por todo ello, brindamos nuestro apoyo solicitando a todos los Concejales de la Ciudad de Villa Gesell y, oportunamente, a los Diputados y Senadores de las Cámaras respectivas de la Provincia de Buenos Aires y de la Nación la aprobación de tan importante proyecto de protección ambiental como lo es la creación de este nuevo Parque Nacional.
Nos dirigimos a ustedes con la intención de comenzar a dar tratamiento nuevamente a este proyecto de creación del Parque Nacional Faro Querandí, con la participación de todos los actores y las instancias institucionales que consideren pertinentes, pero con la firme convicción de llevar adelante un proyecto que puede generar impactos socio-ambientales, turísticos y laborales positivos para nuestra comunidad.
Acompañamos las más de 9.600 firmas que recolectamos con este mismo objetivo en la plataforma Change.org, así como el informe del 31 de Marzo de 2016 emitido por el Coordinador Regional Centro Este de la Administración de Parques Nacionales en la que se evalúa positivamente la posibilidad de creación del mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: