Lo afirmó el Jefe de la Patrulla Rural de General Madariaga, Hernán Cussin, en diálogo con Por la 3 derecho radio después de haber retenido junto con la jefatura comunal de Villa Gesell y efectivos de la Caballería local 23 equinos sueltos en la Reserva Natural. La norma está en vigencia y a partir del 1 de enero de 2020, se realizarán inspecciones a los palenques para relevar que los animales tengan el chip que la norma obliga y si cuentan con la habilitación correspondiente.

La problemática de los caballos sueltos, tanto en la Reserva como en Mar Azul principalmente, tuvo un nuevo capítulo hace dos semanas al presentarse en la zona de la Reserva Natural personal de la Patrulla Rural de General de Madariaga para hacer un relevamiento de animales domésticos sueltos.

En conversación con el Jefe de la patrulla madariaguense, Hernán Cussin, Por la 3 derecho tomó conocimiento de los detalles del operativo en el que los efectivos de la localidad vecina con la ayuda de la jefatura policial comunal a cargo del Comisario Adrián Mapelli y Caballerías de Mar Azul y Villa Gesell, secuestraron 23 equinos que estaban sueltos y que no deberían estar ahí.

Además, ninguno de los caballos poseía marca ni el chip que obliga la Ley DUE, que es el Documento Único Equino que consta de los datos del propietario del animal y su libreta médica.

“Se secuestraron 23 equinos mayores de un año y dos potrillos, se hizo presente quien dice ser el dueño y se hicieron las actuaciones correspondientes y el traslado de los animales. Ahora estamos a la espera de que el ministerio de Agroindustria diga qué tenemos que hacer con los animales”, detalló Cussin.

Sobre la no marcación de estos animales a pesar de que existe la Ley de Marca de la provincia de Buenos Aires, el policía rural, expresó: “No estaban marcados, normalmente en nuestra no se marcan los caballos porque una serie de fundamentos de los dueños, por eso desde hace dos años hay una nueva norma que es la Ley DUE 13.627 que está en vigencia y reemplaza a la marca de fuego. Consiste en el implante de un microchip en el cuello del animal que contiene la confección de un documento identificatorio del equino y su propietario, relacionados por una base de datos.

Sobre la no marcación de estos animales a pesar de que existe la Ley de Marca de la provincia de Buenos Aires, el policía rural, expresó: “No estaban marcados, normalmente en nuestra no se marcan los caballos porque una serie de fundamentos de los dueños, por eso desde hace dos años hay una nueva norma que es la Ley DUE 13.627 que está en vigencia y reemplaza a la marca de fuego. Consiste en el implante de un microchip en el cuello del animal que se coloca en forma electrónica que contiene la confección de un documento identificatorio del equino, su propietario y tratamiento médico, relacionados por una base de datos.

“Los propietarios de caballos tienen hasta el 1 de enero de 2020 para normalizar y cumplir esa norma, quienes no cuenten con ese sistema se les secuestrarán los caballos y se le obligará a colocarlo”, aseguró el titular de la Rural de Madariaga.

Asimismo, Cussin contó que el año pasado se capacitó a veterinarios de toda la provincia de Buenos Aires para que estén habilitados a implementar y colocar esta libreta electrónica, que forman parte del “Registro de Identificación Equina”, procedimiento mediante el cual se da de alta un equino en el sistema.

El dueño del animal toene quie ir a un veterinario habilitado, por ejemplo en Madariaga hay tres.

Ante la pregunta sobre los detalles de la situación de estos caballos secuestrados, el referente de Madariaga fue concreto: “Estaban en un lugar no permitido lo que tomamos como invasión de animales domésticos en un lugar que es la Reserva y que se tiene que preservar, porque además es un lugar de acceso público y hay que evitar riesgos”. Y agregó: “Pasa que mucha gente que tiene caballos y no tiene donde dejarlos, los deja en la Reserva, total nadie dice nada… pero de ahora en más no va a ser así. El que tiene caballos que los tenga en las condiciones que hay que tenerlos”.

Es sabido que existe la mala costumbre de dejar sueltos a los caballos en cualquier lado para que coman, por eso el policía fue terminante con la postura de la Fuerza que comanda: “Si no puedo tenerlos, no puedo pretender que otros le den de comer. Es mucho riesgo, empezamos con este procedimiento y las tareas se van a seguir realizando hasta que se pueda sacar a los animales de ahí, porque el predio es muy grande y nos va a costar trabajo pero de apoco vamos a preservar que esa zona”.

Habló de prioridades y remarcó que la de la patrulla es el bienestar y la sanidad de los equinos, por eso aceptó que el lugar donde se los pueda alojar después de secuestrados es un tema difícil. “Si no tengo alimento suficiente, prefiero ubicar al propietario e intimarlo para que cuide al animal, lo encierre adecuadamente y haga la colocación del DUE como la ley lo explicita.

En estos casos se labran las actas respectivas y si se van acumulando las infracciones se van haciendo cada vez más severas, según disponga el Juzgado de faltas o el Ministerio de Agroindustria. El propietario de los caballos secuestrados es dueño de un palenque de Mar Azul de apellido Arriola y no es la primera vez que sus caballos son protagonistas de una contravención.

La buena noticia que adelantó Cussin es que para la próxima temporada se está organizando desde su equipo y las jefaturas de la policía comunal de Gesell y las caballerías, la realización de controles en los palenques para detectar las habilitaciones correspondientes y todo lo relacionado con la sanidad de los animales. La idea es hacerlo para la próxima temporada y colaborar además con la seguridad del turista también, que es quien alquila esos caballos.

Para cerrar, remarcó la prioridad de que los animales estén sanos y tengan la documentación correspondiente según la norma. “En el caso de las habilitaciones, nosotros podemos inspeccionar si se tiene y dar intervención al municipio, que es quien tiene autoridad sobre eso”, detalló.

El accionar conjunto a cargo de este procedimiento y los que vendrán, es un gran paso y un reclamo que muchos integrantes de la comunidad del sur de Gesell están esperando hace mucho tiempo. La regularización de los palenques, el cuidado apropiado de esos caballos y el bienestar de los turistas que pagan y disfrutan de esos paseos, deben darse en un marco legal que hoy no existe, pero empieza a modificarse gracias a la intervención policial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s