Se busca crear un registro de usurpaciones

Es un proyecto impulsado por el bloque Cambiemos que se analizará en los próximos días en la comisión de Desarrollo Humano, Salud y Educación del Concejo Deliberante. Tiene como objetivo el detalle de presentaciones espontáneas denunciadas por parte de vecinos perjudicados por las tomas de terrenos y casas. La ocupación ilegal de tierras privadas y del estado en Villa Gesell es un flagelo que genera conflictos sociales, policiales y jurídicos, además de enfrentar a vecinos que denuncian contra otros que apañan.

La cantidad de denuncias por usurpaciones cada vez son más, algunas tomas han pasado desapercibidas y otras van tomando conocimiento público, porque los vecinos en general están más atentos. El dilema de las ocupaciones de terrenos privados y estatales no pasa solamente por una cuestión de ilegalidad, está relacionado con la delincuencia, conflictos sociales y por supuesto judiciales.

Los ocupas son una realidad inocultable y no es nuevo. Es por eso que el bloque Cambiemos se hizo eco de la problemática que preocupa a gran parte de la sociedad y presentó un proyecto de Ordenanza para crear un Registro único de usurpaciones.

Los fundamentos de la letra de la futura ordenanza plantean la necesidad de una normativa que desaliente los asentamientos ilegales y usurpaciones de viviendas y tierras. Además pone en foco la necesidad de que el municipio tome un rol activo junto a las prestadoras de servicios y que el Estado debe colaborar con los propietarios que ven agredida su propiedad.

Si bien son 5 los artículos que se discutirán en la Comisión, podría haber variantes y modificaciones a la norma, pero se busca lograr el amparo que en la actualidad carecen los propietarios de tierras usurpadas y la posibilidad de brindar más herramientas para los perjudicados, que acompañen la acción legal.

En varios barrios de Villa Gesell, incluidas las localidades del sur, dicho por vecinos que entienden de la problemática “es algo que está en crecimiento”. Ven como de unos años a esta parte las usurpaciones se convirtieron en moneda corriente, sobre todo por la falta de control y gracias a ciertos personajes que se manejan con total impunidad ofreciendo lotes de propietarios ausentes.

Esta práctica, denunciada por algunos vecinos que temen por el crecimiento desmedido de asentamientos y todo lo que eso conlleva, es curiosamente avalada por otros, enfrentamiento que no debería existir y que debería dirimirse en el ámbito judicial y con el control y la acción correspondiente del estado municipal.