Una familia buscaba desde ayer, sin suerte, a su labrador negro a quien creía perdido. Sin embardo, alguien les contó que el perro estaba en un domicilio de la calle 37 entre Monte Hermoso y San Clemente. Efectivamente, cuando la pareja dueña de Zurah llegó a esa cuadra, lo vió atado en la parte delantera de la casa.

El extravío de Zurah era uno más, como lamentablemente ocurren bastante seguido con los amigos más fieles. Después de 24 horas de buscarlo por Mar Azul, Las Gaviotas y Mar de las Pampas y mediante publicaciones en las redes sociales, recibieron un aviso sobre el paradero de su perro tan querido que adoptaron el año pasado.

Así como les señalaron donde lo encontrarían, fueron urgentemente al lugar y ahí estaba. El labrador negro se encontraba en la parte delantera de una casa, atado y con su collar y chapita original, al lado de un rotwailler también atado, es lo que contó su dueña.

La mujer y su marido, asombrados y desesperados, lo desataron como pudieron y se lo llevaron sin su collar y recuperaron su chapita. Vecinos de la cuadra presenciaron lo sucedido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s