Son siete los eco refugios para guardavidas

Desde Mar de las Pampas hasta la playa naturista en Mar Azul, van sumando casillas para los guardianes del mar fabricadas con material reciclado. El precursor de esta estructura en la zona, que armó hace poco más de dos años el suyo propio en la puerta de su casa con mucho esfuerzo, es el guardavidas Guillermo Cantón, vecino del sur. Este verano, ya bajo la órbita municipal, se continuó con la instalación que se inició la temporada pasada con el fin de que en algún momento sean todos iguales.

Los Eco refugios que debutaron como novedad el verano pasado y que están hechos con material reciclado, siguen llegando a las playas de Gesell. Ya son diez en total y siete están colocados en las playas de las localidades del sur.

La gacetilla de prensa de municipio habla de “un ejemplo en toda la costa atlántica que se use este tipo de elementos para hacer los puestos de guardavidas”. Además, asegura que año tras año seguirán implementándolas para que Villa Gesell marque el rumbo en este sentido.

“Lo significativo de estos refugios es que fueron construidos con placas termoplásticas elaboradas con restos de tapitas de botellas, bolsas, y restos de plástico que desechan las ciudades y que son recogidos por cooperativas y algunas instituciones comunitarias. Luego de ser sometidas a un proceso de calor surge la materia prima para elaborar las placas”, informa prensa municipal.

El sueño del guardavidas residente de Mar de las Pampas, Guillermo Cantón, crece y se presenta como una alternativa para uniformar el frente de playa, atraer sponsors y sobre todo, dotar a los trabajadores de un espacio ecológico resistente y en sintonía con el medio ambiente, que además se destaca por su practicidad en la construcción y la escasa atención que requiere en mantenimiento.