“Somos humanos y todos podemos cometer errores”

Lo expresó esta mañana en una entrevista dada a Por la 3 derecho, el jefe comunal Mauricio Andersen, sobre los acontecimientos de ayer que enfrentaron a la policía con vecinos en la fallida colocación de la antena de telefonía móvil. Sobre el trato policial con los manifestantes aseguró que “no va a volver a pasar”. Dejó en claro que este conflicto es algo que tiene que resolver el municipio con los vecinos y que como bien dice la gente, ellos se tienen que encargar del tema de la seguridad.

El referente policial de la Comisaría tercera, que lleva ya siete meses ocupando de forma provisoria la titularidad de la dependencia, aseguró que ayer mismo después de la acción policial en la que reconoció que hubo excesos, habló personalmente con los vecinos protagonistas del reclamo y les pidió perdón uno por uno. “Se va a investigar por los excesos”, aseguró.

Andersen se mostró dispuesto al diálogo y afirmó que este es un conflicto que tiene que solucionar el municipio con la comunidad en el que la policía no tiene injerencia y debió presentarse en el lugar para garantizar el trabajo a pedido de la fiscalía.

Los vecinos, por su lado, realizarán una denuncia por el trato recibido por la policía en la comisaría y la fiscalía.

El lamentable episodio protagonizado ayer por el operativo policial en el que tres vecinos fueron agredidos, generó en los vecinos manifestantes un enojo con el oficial Juan Carrizo, quien tiene muy buena relación con la comunidad en general y trabaja en la dependencia desde la gestión del ex titular Ezequiel Maldonado.

Con sus dichos, Andersen busca que esta situación se normalice y que el diálogo con la comunidad no se rompa.