Desencadenados

La renuncia de Juan Manuel Cadena a la secretaría de Seguridad es algo que no debería llamar demasiado la atención, lo que sorprende es el momento. La intención del ex funcionario municipal, tal cual lo detalla en su carta dirigida al intendente, era retirarse el 1 de marzo. Pero Gustavo Barrera, ni lento ni perezoso, y menos analítico, firmó el decreto ahora. A mitad del verano y con un operativo sol flaco, no es lo mejor que le puede pasar a la ciudad en materia de Seguridad… Quién viene detrás?

Juan Manuel Cadena ya no estaba a sus anchas en su puesto, muchas cosas vienen ocurriendo en la relación policial y la secretaría que comandaba, sobre todo desde la cúpula del ministerio de Seguridad provincial. Muchos sucesos contradictorios quedaron al descubierto a partir de la desvinculación del titular de la comisaría de Mar de las Pampas hace ya ocho meses. Cadena menciona claramente en su renuncia que la decisión de retirarse está relacionada a diferencias de criterio con el intendente a la hora de manejar la prevención del delito y la relación con el ministerio de Seguridad de la provincia.

Sin embargo, antes de profundizar estas diferencias, era percibible una fría o desinteresada cercanía con el ministerio provincial. Dicho mal y pronto, desde la jefatura policial ministerial parecía que a Cadena no le prestaban demasiada atención.

Un operativo Sol pobre como el de este verano, también es muestra de la distante relación con el ámbito provincial. Ahora bien, si a ese escenario, se le suma una postura del Intendente que ahonda el malestar, es entendible que un responsable de seguridad se encuentre entre la espada y la pared para gestionar.

Así las cosas, una vez más, Barrera se apresura a desencadenar esta partida sin saber quién puede reemplazar un cargo tan estratégico como el que ocupaba Cadena. El radio pasillo que siempre se enciende cuando se trata de renuncias murmura el nombre de un ex empleado municipal que supo ocupar el cargo de Director de Seguridad y no tuvo una buena salida del palacio municipal. No está claro si este nombre suena por interés del municipio o si el personaje es el que intenta posicionarse. Sea como sea, que Nicolás Valdez vuelva al municipio y como responsable de un área tan sensible, no sería una decisión inteligente.

El reemplazo de Cadena debería mantener mínimamente un nivel de especialización acorde al recurso humano que se retira y no es Valdez la persona que pueda estar al nivel de ese puesto.

¿Esta renuncia traerá algunos movimientos más a nivel Seguridad? ¿La comunidad de Villa Gesell cómo ve el retiro de Cadena? Un Cadena que al comienzo de su gestión estuvo muy cerca de la gente pero que con el tiempo se fue alejando y mostrándose irascible, hasta el punto de cortar relaciones con algunos sectores de la sociedad, como lo hizo con vecinos de las localidades del sur.

Mucho tira y afloje, mucha interna entre el ex secretario y los jefes policiales, desgastaron un trabajo que hay que resaltar como positivo, pero como todos los ciclos, llegó a su fin. Barrera tendrá que demostrar si está a la altura de las circunstancias para no desamparar a la comunidad. El apuro en darle salida a su ex secretario, no sería la mejor decisión que podría haber tomado teniendo en cuenta la época del año. Con la nueva designación se verá si actúa acorde a la complejidad del tema o sigue sus instintos…