Colocaron las rampas para salidas a la playa en Las Gaviotas y en Mar Azul, aunque falta la de Mar de las Pampas.

Finalmente y a escasos días del final de enero, dos de las tres rampas accesibles que el municipio había dicho que pondría, fueron emplazadas en las calles 33 y 38. Estos senderos de madera que pretenden facilitar el ingreso a la playa de personas con discapacidad y movilidad reducida, en realidad son una mínima parte de lo que el presupuesto original detallaba como diez salidas. Son caminos sin ningún tipo de deck adicional ni terminaciones para subida y bajada, y menos baños, como proclamaba el proyecto inicial para la bajada de Virazón, que es de los tres, el que aún no fue instalado. Uno de ellos ya está roto.

La historia de las salidas a la playa ya es, justamente, historia. Del presupuesto original comprendido por el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) que el gobierno de la provincia de Buenos Aires destinó para obras en Villa Gesell en 2017 por alrededor de 35.000.000 de pesos, desde la municipalidad se dispuso otorgar 1.950.000 pesos para esta obra.

Ante un proyecto fallido de una rampa con deck y baño para la calle Virazón de Mar de las Pampas que no fue aceptada por las asociaciones de la localidad en el 2017, la primera de las diez planificadas por el municipio, lo que siguió fueron solo desencuentros e incumplimientos que derivaron en estos dos caminos de madera puestos hace unos días atrás en la bajada de la 33 en Las Gaviotas y la 38 en Mar Azul.

Aún falta la colocación del camino en la bajada de Virazón, que seguramente será similar a estos dos ya instalados.

Desde el municipio y bajo la representación del arquitecto Gerardo Galli, responsable del área de Planeamiento, siempre se adujo que estas salidas a la playa tenían como objetivo la accesibilidad al mar a personas con discapacidad, movilidad reducida, etc. Lo que hoy se ve colocado distaría de ser una salida accesible de ese tenor, más bien es un sendero un poco más ancho que algunos privados colocan con el fin de que las familias se expongan menos a la arena caliente de tantos metros de playa. La accesibilidad es otra cosa.

Un comentario

  1. Una vergüenza! Las personas con capacidad reducida no tenemos lugar en ninguno de estos 3 balnearios! Después hablamos de igualdad! Qué es para ustedes la igualdad, los derechos? Ninguno de ustedes tiene un padre, un hijo con dificultades? Que tristeza comprobar que la exclusividad, la categoría y la defensa de la ecología nos excluya a todos aquellos que no podemos enfrentar los Médanos y las rampas sin barandas y las playas sin accesos ni baños! Más que vergüenza, una gran tristeza por haber estado una semana sin poder disfrutar de la playa! Ojalá esto los haga reflexionar y se produzcan los cambios para los que irán en un futuro! Hasta tanto y tristemente yo no podré volver! Nada aquí está preparado para nosotros! No solamente la playa!, sino el acceso al Centro Comercial también!

    Me gusta

Responder a María Cristina Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: