Los concejales de Barrera hicieron caer la sesión extraordinaria que ellos mismos pidieron

La semana pasada, los ediles de Unidad Ciudadana escucharon el reclamo vecinal por la descolocada y descontrolada instalación de antenas. Automáticamente elevaron un Proyecto de Resolución para tratar hoy en sesión extraordinaria, que tenía como objetivo paralizar los emplazamientos que no contaran con la documentación correcta. Sin embargo, nunca llegaron a ocupar sus bancas. La desprolijidad fue tanta, que mientras los vecinos se enteraban que se cancelaba el acto legislativo, el secretario del bloque ingresaba en mesa de entrada una nota que mencionaba que la sesión “caería en abstracto” debido a un anuncio en la web del municipio que detalla que “LA MUNICIPALIDAD NO PERMITIRÁ LA INSTALACIÓN DE ANTENAS SIN LAS DEBIDAS AUTORIZACIONES”.

El reclamo de los vecinos de Mar de las Pampas, Las Gaviotas y Mar Azul que se oponen a la indiscriminada instalación de las antenas de telefonía móvil en puntos verdes y espacios de esparcimiento de los pueblos, sumó un capítulo inesperado que deja al bloque de concejales de Unidad Ciudadana muy mal parado y pone en evidencia, una vez más, la desprolijidad y la falta de comunicación que tiene el gobierno municipal para con los vecinos, pero también con los concejales de su propia fuerza.

También los concejales de UNA, Abel Goicochea y Miguel Cisneros, ex bloque Cambiemos, fueron de la “partida”. Cisneros ni apareció y Goicochea salió del HCD a las corridas. Al ser consultado por una vecina sobre su presencia, contestó: “Me voy a Pinamar y en media hora vuelvo”.

A su vez, como lo dijo hoy en el recinto el vecino de Mar de las Pampas Carlos Schiffano, el faltazo a su propia cita por parte de los ediles barreristas, “deja en claro la falta de independencia entre los poderes”.

Otros vecinos, muy enojados por el plantón sufrido, hicieron hincapié en lo que el propio concejal Ignacio Paganini había dicho unos días antes en la reunión vecinal hecha en el bloque. “Aceptó que este convenio para la colocación de las antenas así como se estaba llevando a cabo era una locura, y que el mismo le pidió a altos funcionarios del municipio que reflexionaran sobre lo que se iba a hacer”, confesó una vecina con un cartel en la mano con la escritura de “Bosque sin antenas”.

En las localidades del sur no se ha instalado ni una sola antena de este acuerdo de 53 para toda Villa Gesell, ya que los vecinos se unieron para impedirlo. De todas maneras, no bajan la guardia ya que saben que así como sucedió ayer con el plan fallido de emplazar dos en Mar de las Pampas, no va a ser tan simple que no se hagan nuevos intentos más allá de la gacetilla publicada en el portal municipal, que además es contradictoria con la realidad, ya que en la ciudad se han colocado muchas que tampoco cuentas con la documentación adecuada.

“Más antenas para una mejor conectividad no es una necesidad de los vecinos, necesitamos cloacas, no más internet”, exclamó una señora que señaló que una reubicación de las antenas, los controles necesarios y todo lo que conlleva una instalación formal y legal va en segundo plano, ya que la postura es simple y clara y tiene que ver con la no necesidad de más señal de la que hay.

A su vez, los vecinos dejaron en claro que esta movilización no es en contra del posible hospital que se dice que se hará con estos fondos y piden no confundir a la sociedad enmascarando un convenio estrictamente económico y recaudatorio con la construcción de un nuevo edificio para la salud.