La Guardia del CAPS, para atrás

A cuatro días de la inauguración del shock room para emergencias de un servicio que funciona desde hace dos años y medio, se evidencia un retroceso en la atención. Este fin de semana largo no funcionó salvo un turno. Durante el día y algunas horas, desde el sábado hasta hoy lunes, sólo hay una empleada administrativa, que ante la llegada recurrente de pacientes hasta se animó a curar a un niño lastimado en la plaza.

La pregunta que los vecinos, y por qué no turistas, se hacen al recurrir al Centro de Salud ante una emergencia es ¿Por qué no está la ambulancia? Lamentablemente este fin de semana largo y hace alrededor de dos semanas, según el horario, no hay personal que pueda atender después de las 15 horas y hasta las 8 de la mañana.

La atención se volvió intermitente, dependiente de la situación de las ambulancias del hospital, ya que el móvil de Mar Azul es recurrentemente transporte de reemplazo. Ahora también la falencia está en la disponibilidad del personal de enfermería. Es de público conocimiento que muchos están de vacaciones y por eso la guardia del Caps no tiene como atender. El propio secretario de Salud de la municipalidad expresó la semana pasada en una nota en Canal 2 que “hay poco personal”.

Ese poco personal, como los mismos trabajadores de la salud comentan, se debe a la falta de planificación o por lo menos errónea programación de la responsable de enfermería.

Este panorama da cuenta que por más colaboración de los vecinos que haya, por más refacciones y ampliaciones que se hagan, la deuda en materia de salud sigue siendo grande. Que durante el fin de semana largo con la gran afluencia turística que hubo, no se haya podido cumplir con el servicio de guardia “permanente”, como aseguró Muñoz que lo era, en su discurso del jueves pasado junto al Intendente y un gran grupo de funcionarios al cortar la cinta de inauguración, evidencia que lo que dice no es lo que pasa.

La Guardia del Caps de Mar Azul es un servicio que se implemento en mayo de 2016, desde ese momento el personal a cargo siempre estuvo compuesto por profesionales de enfermería y una ambulancia con su correspondiente chofer. La promesa inicial de que además haya un médico a cargo, que es el profesional que debe estar a cargo de este tipo de servicio nunca se concretó.

Los paramédicos que trabajaron el primer año durante los fines de semana fueron desplazados y derivados al hospital, esa fue una primera pérdida que tuvo el servicio, ya que fueron reemplazados por enfermeros razos, cuando los paramédicos cuentan justamente con la capacidad de respuesta centrada en las emergencias.

A días del inicio de la temporada y la llegada masiva de turistas preocupa esta situación ligada a la atención de las emergencias por parte de un staff que no es el que formalmente correspondería y la irregularidad a la hora del cumplimiento de la atención.

Personal no capacitado para emergencias de todo tipo, más una ambulancia que hace el rol de flete y la incertidumbre que generan los vacíos en días y horarios de atención vuelven a poner a esta guardia en boca de todos.