Héctor y Liliana son turistas históricos de Mar Azul muy prontos a quedarse a vivir en la zona. Durante la estadía de la última semana les pasó algo que les alegró la vida y los une más todavía al lugar que eligieron como su nuevo hogar. Se encontraron con un perro que después de dos años no pudo afianzarse con una familia y la elección fue tan mutua como mágica. Una dulzura…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s