Proteccionistas agradecen a la prensa

La muerte de un lobo marino atacado violentamente por perros en la playa de Mar Azul terminó con la poca paciencia que les quedaba a estos grupos que velan por el cuidado de los animales. Denuncia en la justicia por maltrato animal de por medio, afianzaron vínculos y acordaron redoblar los reclamos. Como la repercusión mediática sobre la problemática fue automática, escribieron a los periodistas dando las gracias por la difusión.
El comunicado firmado por Apaade, Provida, Verdemar y vecinos mascoteros expresa:

“Gracias, en nombre de los que no tienen voz

Como amantes y proteccionistas de los animales, todos esos fieles amigos de cuatro patas por los que diariamente sufrimos y actuamos cuando detectamos maltrato y abandono, queremos decirles que nuestra dedicación no alcanza si la comunidad no se hace eco de la grave problemática y el aumento de casos que están poniendo a los animales y a la sociedad en peligro.

Por eso, queremos agradecer la labor de ustes, comunicadores, que visibilizan y multiplican lo que sucede y lo que hace falta que suceda para que de una vez por todas la tenencia responsable de mascotas y el maltrato animal se conviertan en una prioridad y deje de ser una tarea voluntaria de un puñado de personas.

Que ustedes cuenten lo que pasa es muy importante para que tanto el Estado, la Justicia y los representantes del pueblo comiencen a trabajar seriamente para combatir una realidad tan penosa como riesgosa.

Gracias por replicar nuestra voz, que no es más que la voz de ellos, los indefensos animales que están para bien y para mal a merced de las personas y sus conductas.

Les pedimos que nos sigan acompañando en el tiempo, el hecho aberrante de un ser humano arengando a sus perros para que lastimen a un lobo marino nos indignó a todos, pero hay casos aberrantes todo el tiempo que a veces ni llegamos a conocer.

Estamos a disposición, y hoy más que nunca nos encuentran unidos y firmes, para exigir justicia y políticas de estado para revertir lo que pasa en Villa Gesell hace mucho tiempo y no para de agravarse”.