Los bomberos recibieron un desfibrilador

Los integrantes del Destacamento Uno de Bomberos de Mar Azul informaron sobre la donación de un DEA (desfibrilador externo automático), elemento muy valioso a la hora de asistir a una persona que sufre un paro cardíaco, que realizó la Fundación Honorio Bigand.

La importante donación hecha para la comunidad que representan los bomberos fue  gestionada por el tesorero de la Fundación santafesina, Lic. Nicolás Calderón, que conoció el trabajo de los bomberos por un accidente que sufrió su nieto el pasado verano cuando se hospedó en un apart de Las Gaviotas.

El agradecimiento del cuerpo de bomberos detalla:

“El DEA salva vidas. Ante un paro cardíaco repentino, esta herramienta es necesaria con urgencia para lograr que el corazón se recupere y vuelva a bombear. Agradecemos a la Fundación Honorio Bigand por su enorme contribución a los Bomberos Voluntarios de Villa Gesell y a la comunidad de las localidades del sur”.