El después del varamiento en serie de orcas

Pablo Denuncio, biólogo e integrante del equipo de mamíferos marinos de la Universidad Nacional de Mar del Plata, informó a este medio que en los próximos días se darán a conocer los resultados de los análisis realizados a las hembras que murieron varadas en la costa de Villa Gesell. “No siempre es fácil responder por qué se mueren”, detalló. Sin embargo, las muestras tomadas por el equipo y las Ongs de la zona revelarán más certezas. Lo que si pudo comentar es que tenían el estómago vacío y eso es señal que no se alimentaban hace varios días.

Foto: Fernanda González Rizzi

A casi una semana de lo que se considera un hecho fuera de lo común en la costa bonaerense, que fue la aparición de seis orcas en tres días, algunas muertas y otras que lograron salvar mediante operativos, el asombro siembra muchas preguntas que pronto tendrán respuestas.

Los ejemplares que encallaron desde Mar de Ajó hasta Mar del Plata en pocas horas se llevaron toda la atención no sólo localmente, sino también a nivel país y con repercusión en el exterior.

Los mamíferos con vida resultaron tres y los que murieron también. En las playas de Villa Gesell dos de esas orcas fueron halladas muertas, una a la altura de la base de Guardaparques municipales muy cerca de Mar Azul y la otra en la zona del Faro Querandí.

“Las dos hembras que muestreamos en Querandí eran animales que no estaban golpeados, ni con marcas de redes y tenían una gruesa capa de grasa, lo que habla de buena condición pero al mismo tiempo tenían el estómago vacío y lleno de parásitos. Eso significa que hacia varios días que no se alimentaban, ya que como se alimentan de grandes organismos es fácil darse cuenta si comieron”, informó Pablo Denunció.

Además, el biólogo expresó: “La gente pregunta porque murió, a veces no es fácil responder. Igual, como se trata de animales frescos que vararon vivos o murieron cerquita, los análisis de sangre y los post morten nos van a dar una idea mas clara en los próximos días”.

El equipo de especialistas que integra tomó muestras, así como también se encargaron de hacerlo Fundación Mundo Marino y el Centro de Rehabilitación de Fauna Marina Aquarium. De esta forma, la universidad y las Ongs acordaron preparar un informe oficial integral con los resultados que estarán en los próximos días.

Sobre las orcas, Denuncio comunicó datos que la mayoría de la gente desconoce. “Las orcas bonaerenses son animales mas bien oceánicos y por eso no son tan estudiados, porque es complicado acceder a ellas”, detalló. Y agregó:”En los últimos seis años el avistaje ha aumentado mucho y tenemos datos casi inexistentes en periodos anteriores. Hoy ayudan mucho las redes sociales por las cuales nos enteramos. También hay un incremento en la abundancia de lobos marinos, lo que puede ayudar a que las orcas se acerquen a la zona costera”.

Otra dato relevante sobre estos animales, sobre todo sobre estos que vararon juntos es que es muy factible que se trate de miembros de una misma familia. Podría tratarse de una manada, ya que los varamientos suelen ser individuales. “Esto es fuera de lo común. En la provincia de Buenos Aires creo que es la única y la más importante, ya que en este caso por más que sean eventos individuales en el espacio porque están distribuidos en 200 km, que sean todos en el mismo momento da a pensar que se trata de una manada que al varar uno, empiezan a varar los demás de forma seriada”, comentó el especialista del Conicet.

Hipótesis sobre lo que pasó hay varias. “Hay algunas que se manejan por ejemplo la carga parasitaria elevada, contaminación por mareas rojas, cambio de eje de rotación de la tierra, ya que casualmente el día que vararon hubo un terremoto en la Antártida, son posibilidades”, señaló Denuncio.

Por eso se considera valioso todo estudio que se haga.”Siempre de estas situaciones poco afortunadas se aprende, sería tonto de nuestra parte no aprovecharlas”, expresó el doctor, que asegura que “hay que maximizar el esfuerzo para poder levantar información y así entender más de los animales”.

Sobre los restos de las orcas muertas, comentó: “Yo me comprometí en el futuro intentar reconstruir el esqueleto que es algo tremendamente valioso y no hay uno completo en la costa atlántica. En Mar del Plata tenemos solo uno o dos cráneos de orcas y nada más”.

Para poder conservar los restos fósiles, el municipio de Villa Gesell debería trasladar al animal a un lugar donde se pueda trabajar en extraer los huesos. “Siempre hay una oportunidad para hacer algo educativo. Lo que puede aprender una ciudad de la fauna local es muy importante”, sugirió.

Para Denuncio, este suceso es también una excelente oportunidad para contar cómo es la estructura social de las orcas, que son tan comunes en la provincia de Buenos Aires a contrario de lo que se cree.

Si bien los análisis genéticos tardarán más en conocerse, debido a que se procesan en Mar del Plata pero se analizan en el exterior, la semana próxima habrá más certidumbre sobre estos hechos, que no son comunes ni esperables.