Se armó set fotográfico en Mar Azul

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los integrantes del curso de fotografía del Centro Cultural Pipach, a cargo del profesor Christian Casas, coparon el viernes pasado las instalaciones abandonadas del ex camping del pueblo ubicado en playa entre 36 y 37. El motivado y heterogéneo grupo dio rienda suelta a la imaginación durante tres horas y no quedó rincón sin capturar, ni idea sin realizar.

La tarde invitaba más a quedarse bajo techo en el aula que trasladarse al límite sur del partido, porque el frío y esa llovizna finita casi imperceptible no cesó en casi todo el día. Sin embargo, los alumnos pusieron primera y llegaron a Mar Azul a sacarle provecho a las ruinas de lo que alguna vez fue historia viva.

Hoy, sólo quien conoció el predio en su mejor época puede percibir a pesar del estado de destrucción, la intensa vida que hubo en cada rincón de esas manzanas hasta hace apenas cinco años, donde lo que más en pie quedó, es lo que funcionó como hostería y confitería.

Dana y Santiago son vecinos de Mar Azul que forman parte de la clase. Esteban vive en Mar de las Pampas y es la última incorporación de este grupo, los demás residen en distintos barrios de La Villa. Verlos en acción demuestra no sólo la pasión que tienen por la fotografía, sino también el compañerismo y la generosidad con la que se manejan, sepan más o menos sobre este arte. Claramente es la impronta del taller y que aporta principalmente su coordinador Christian Casas.

Con diferentes técnicas, mucha camaradería y buen onda, el grupo y su profesor pudieron hacer una clase práctica tan interesante como entretenida. Los resultados están a la vista: imágenes cautivantes, reales y asombrosas.