Son de madera…

Una serie de caminos que el municipio está comenzado a hacer sobre la calle Mar del Plata a la altura de la 34 en el límite de Mar Azul y Las Gaviotas. Los trabajos comenzaron hace una semana y según le informó el jefe de Obras Públicas a un comerciante, las tablas son las que se compraron hace un año para las salidas a la playa y que no se hicieron porque los vecinos no se pusieron de acuerdo.

Los “senderos” de madera se están colocando sobre la calle Mar del Plata hacia los dos lados de la calle 34. Uno que mide alrededor de 8 metros está pegado al puesto policial y abarca el ancho del espacio que utilizan los artesanos cuando arman sus puestos.

El otro, el más extenso, que mide aproximadamente 20 metros está pegado al refugio de la parada de colectivos, donde se corta abruptamente como lo hace a mitad de cuadra hacia el otro lado. En lo que resta de esa cuadra, el año pasado los comerciantes frentistas realizaron un sendero de piedras partidas delineado por pequeños postes de madera para limitar la vereda de la calle.

Esta especie de pasarelas discontinuas estarían realizadas con maderas pertenecientes a las compradas hace un año atrás con el fin de realizar diez accesos a la playa en Mar de las Pampas, Las Gaviotas y Mar Azul, según le expresó a un vecino el funcionario a cargo de las obras públicas de la municipalidad. Dichos accesos finalmente quedaron en la nada y la razón detallada en una entrevista televisiva por el arquitecto Gerardo Galli, fue que los vecinos “no se pusieron de acuerdo”.