Además de los hechos de inseguridad de las últimas semanas que preocupan a los vecinos, hay un transfondo relacionado con el funcionamiento de la dependencia que tiene como última novedad la salida “de licencia” del Subcomisario Ariel Garro y denuncias cruzadas entre este y el secretario de Seguridad del municipio. Los conflictos llegaron hoy al HCD, que permanecía ajeno a todo. Mientras tanto, el jefe comunal Mauricio Andersen y el oficial Juan Carrizo, están a cargo de la Tercera.

Comenzó con el pie izquierdo, se dice usualmente cuando algo comienza mal. Así empezó el primer hecho que luego desprendió una sucesión de episodios contradictorios y conflictivos en la interna de la Tercera de Mar de las Pampas.

El hecho del pie izquierdo fue el relevo e inmediata desafectación del subcomisario Ezequiel Maldonado el 28 de abril pasado cuando le faltaban tres días para cumplir los dos años de titular en la dependencia. ¿La causa? El uso de una camioneta que se hallaba totalmente desprovista del ploteo correspondiente a la policía y sin el equipo de luces y sonido que la identificara como patrullero policial. En ese momento, los vecinos indignados con la medida iniciada en Asuntos internos, reclamaron porque Maldonado había hecho un trabajo muy fuerte para bajar el delito en la zona. No les cabía en la cabeza que ese motivo pudiera ser de tanta gravedad como para sacar al subcomisario que había logrado “que se pudiera dormir tranquilo”.

Todos, comunidad, policías, funcionarios y hasta el mismo Maldonado, se preguntaban en ese momento si habría algo más detrás de esa causa. Hoy, dos meses y medio después, se puede confirmar que no. El único motivo formal del relevo fue ese.

Protesta y gestiones vecinales desembocaron en la elección del subcomisario Ariel Garro, acción que molestó, y lo expresó públicamente, al secretario de Seguridad Juan Manuel Cadena. Que vecinos tengan la posibilidad de hablar con el jefe de la Policía Bonaerense y este les de la opción de sugerir reemplazantes posibles fue de algún modo el detonante que irrumpió en el proceso normal de la designación de un nuevo titular.

Un tiempo antes de la llegada de Garro a Mar de las Pampas, comenzaron a acrecentarse los robos y con ellos la preocupación de los vecinos. Con su jefatura las cosas no cambiaron, y además, el plantel policial comenzó a desarmarse. El panorama se complicó también a nivel policial y con la secretaría de seguridad.

Garro no tenía la impronta ni la capacidad de trabajo a la que el equipo de la Tercera venía acostumbrado, y los policías que al principio iban a sumarse para los reemplazos necesarios por las salidas que hubieron, no llegaron. Sobre todo el oficial Gauna que Garro pidió apenas ocupó su cargo y del cual dependía en gran parte para trabajar en materia de investigación.

El traspaso de Juan Carrizo a la comisaría Cuarta, quien había sido el segundo de Maldonado, terminó de dar un diagnóstico reservado de la situación. Dicen que cuando el río suena, algo trae… y lo que trajeron los últimos cambios fueron un desacuerdo y un conflicto evidente que terminó de desnudarse cuando la jefatura departamental se mostró apoyando a Garro y Cadena lo denunció ante la fiscal Zamboni por diversas irregularidades, que aún hoy no son informadas con claridad debido a que la investigación está activa, pero se relacionarían con tema combustible, entre otros.

Lo que estaba desquebrajado se rompió. Antes de que lo que se rompió termine de desperdigarse en pedazos y haya más efectos secundarios, la última novedad es la licencia de Garro, en principio hasta el 25 de este mes, y la vuelta a la comisaría de Juan Carrizo, quien a esta altura de los acontecimiento se vislumbra como el hombre azul más entero y leal a su trabajo. Carrizo priorizó desde un inicio la labor policial y el objetivo de mantener la seguridad por la que tanto trabajó junto a Maldonado durante largo tiempo, por sobre cualquier otra cuestión.

Pero como en esta historia siempre hay algo más, la última información la comunicó el concejal Miguel Cisneros, que se reunió el viernes pasado con vecinos de Mar de las Pampas, Las Gaviotas y Mar Azul. Cisneros asegura que Garro, antes de ausentarse, hizo una denuncia penal en la Fiscalía General de Dolores. ¿A quién denunció? A Juan Manuel Cadena. ¿Por qué? Por haberlo dejado sin ayuda para la reparación de móviles.

En el medio de estas denuncias cruzadas entre el secretario de Seguridad y el subcomisario, hay toda una interna política que no pudo contenerse y explotó. La policía departamental por un lado, el municipio por el otro y en el medio la jefatura comunal.

Una vez más, los vecinos y los turistas quedan a la intemperie y a merced de los delincuentes, que no hacen otra cosa que aprovechar el mal momento para hacer de las suyas.

Hoy, en el Honorable Concejo Deliberante Cisneros planteó el tema de la situación de la comisaría Tercera y los daños colaterales que estas situaciones acarrean en materia de seguridad. El bloque de Unidad Ciudadana propuso que se trate el tema en comisión y se convoque a Juan Manuel Cadena para que de las explicaciones necesarias para desentrañar esta situación.

Por su lado, Juan Manuel Cadena intenta acercarse a los vecinos para dar un poco de luz a esta situación tan oscura como negativa.

A estas horas son muchos los que siguen pensando si la irregularidad detectada por el móvil sin ploteo en el que circulaba Maldonado y por lo cual fue relevado, no se podría haber evitado o por lo menos resuelto sin llegar a la situación límite en la que terminó. Situación que desestabilizó la seguridad tan lograda y valorada en el bosque, que hoy volvió a ser un padecimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s