En el mes de junio del año pasado el municipio licitó la compra de tirantes de madera para construir diez accesos a la playa en Mar de las Pampas, Las Gaviotas y Mar Azul. La licitación detalla un presupuesto oficial de 1.540.000 pesos y la orden de compra para la maderera fue de 1.200.000 pesos. El proveedor, que entregó los materiales en 2017, reclama parte del pago. Las rampas no se hicieron y no hay información sobre dónde están las maderas.

Esta obra fue una decisión unilateral tomada por el municipio hace un año atrás, cuando se dio a conocer el proyecto de lo que pretendía ser la primera rambla de acceso a la playa para la calle Virazón en Mar de las Pampas, a pesar de que los vecinos supieron informar en varias oportunidades que las prioridades de la zona estaban relacionadas con el mantenimiento y mejoramiento de las vías de accesos a las localidades.

Del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) que el gobierno de la provincia de Buenos Aires destinó para obras en Villa Gesell en 2017 por alrededor de 35.000.000 de pesos, desde la municipalidad se dispuso otorgar 1.950.000 pesos para esta obra.

Esta suma tenía el objetivo de realizar la construcción de diez salidas accesibles a la playa en las localidades del sur, algo que nunca sucedió. El proyecto de la primera rampa fue rechazado por la Sociedad de Fomento de Mar de las Pampas y otras asociaciones del pueblo, ya que consideraron que tanto la rampa como la terraza que se plantearon para la salida al mar de la calle Virazón era una construcción desmedida e invasiva.

A pesar de eso, en el mes de noviembre, vecinos de las tres localidades reunidos con el intendente Gustavo Barrera y el secretario de Planeamiento, Gerardo Galli, convinieron en que se revea el proyecto y que se dibujen otras para hacer en Mar Azul y Las Gaviotas, sobre todo para aprovechar las maderas y los clavos, que el mismo Galli confirmó que estaban comprados. Además, en ese encuentro que se hizo en la por ese entonces obra de la escuela secundaria de Mar de las Pampas, se acordó con los funcionarios que reverían esa partida presupuestaria para informar cuánto dinero se gastaría y que se haría con el dinero y material sobrante.

El verano comenzó y las rampas que de diez iniciales pasarían a ser por lo menos dos o tres, no se hicieron. Hoy, un año después, no sólo es un misterio que pasó con ese material, también surgen dudas sobre las diferencias entre la partida inicial versus el valor de la orden de compra de las maderas (1.200.000 pesos); además de que la maderera Madeco ganadora de la licitación tiene inconvenientes para cobrar el saldo pendiente.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s